viernes, 1 de marzo de 2013

Arroz con leche asturiano






¡Mi postre favorito!


Tradicional en todas las celebraciones asturianas.
Cuando en Asturias hablamos de este postre, es fácil escuchar: “como el de mi madre ninguno”.
Aparte de sus ingredientes principales: arroz, leche, azúcar, cáscara de limón, mantequilla, y canela, lo he probado con anís, nata, leche condensada, huevos, yemas, una pizca de laurel…Todo le va perfecto. Su elaboración tiene un único secreto: “Aballar  abondo” (revolver mucho tiempo) y no escatimar la cantidad, ni la calidad de la leche.
Si así se hace, el éxito está asegurado.

Ingredientes

  • Dos tacitas de las de café de arroz de grano redondo
  • Dos litros y medio de leche entera
  • 15 cucharadas de azúcar
  • Un trozo de canela en caña,  atada con un hilo.
  • Una cáscara de limón
  • Una cucharada colmada  de mantequilla
  • Un pellizco de sal

Elaboración

  • En una cacerola ponemos a hervir la leche y la dejamos al fuego para que se mantenga siempre muy caliente.






  • Introducimos el arroz en otra cazuela y lo cubrimos con agua fría. Lo acercamos al fuego moderado y lo dejamos hervir hasta que se consuma todo el agua.





  •  Cuando esté seco lo pasamos a un colador,  lo refrescamos con agua fría y lo escurrimos bien.















  • Colocamos de nuevo el arroz en la cazuela y le añadimos la mitad de la leche que tenemos hirviendo, un pellizco de sal, la cáscara de limón y la caña de canela. Lo acercamos al fuego y lo dejamos cocer lentamente, removiéndolo sin parar, para que no se pegue al fondo. A medida que se va secando se le va agregando, poco a poco, el resto de la leche caliente.


  • Cuando está cocido se le agrega el azúcar y la mantequilla. (Yo siempre añado un poquito más de azúcar porque me gusta muy dulce).
  • Dejamos que cueza todo junto diez o quince minutos más. Estará en su punto cuando se haya consumido la leche y quede cremoso, sin estar demasiado espeso. Tarda unas dos horas.
  • Echamos el arroz en una fuente de poco fondo y separamos  la canela y la cáscara de limón. Lo dejamos enfriar.


  • Cuando esté frío lo espolvoreamos de azúcar y lo quemamos con el hierro en forma de círculo calentado al rojo o con el quemador eléctrico o de gas.


NOTA
  • Si deseamos añadir anís, será un chorrito incorporado al principio de la cocción.
  • En lugar de mantequilla, podemos ponerle una tarrina de nata líquida a la vez que el azúcar.
  • Si deseamos utilizar parte de leche condensada, debemos disminuir la cantidad de azúcar (lo haremos al gusto).
  • Si añadimos huevos enteros o yemas  (serán dos en ambos casos), los  batimos en una taza, ponemos un chorrito de leche templada, revolvemos bien y los incorporamos, después de colarlos, al arroz que tendremos separado del fuego para que cese el hervor,  pierda calor y los huevos o yemas no se corten. Revolvemos bien,  lo acercamos de nuevo al fuego y lo dejamos cocer todo junto dos o tres minutos más para que espese.
  • El laurel, que ponen en algunas zonas, se reduce a un trocito pequeño añadido al principio de la cocción con la leche.
  • El requemado puede hacerse con azúcar solamente o azúcar mezclada con canela molida. 



4 comentarios:

  1. Esto tiene pinta de estar muy bueno, habra que probarlo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te garantizo que está fantástico.
      Saludos.
      Paquita

      Eliminar
  2. Me encanta el arroz con leche, y con esa pinta... debe estar buenísimo.

    ResponderEliminar
  3. Es mi postre favorito y este asturiano es el mejor.

    ResponderEliminar