martes, 7 de abril de 2020

Espárragos rellenos de salmón y langostinos




Esta receta me la facilitó mi amiga Carmen Iglesias, y yo, desde el confinamiento en que nos encontramos todos, la he adaptado a los ingredientes que tenía en mi despensa. El resultado delicioso.


Ingredientes para los espárragos
  • Una lata de espárragos gruesos


  • 125 gramos de salmón ahumado o marinado (yo lo utilicé marinado)
  • 150 gramos de langostinos cocidos
  • Un huevo cocido
  • Cinco o seis cebolletas en vinagre
  • Cinco o seis aceitunas
  • Cinco o seis pepinillos pequeños en vinagre
  • Un pimiento del piquilloo o unas tiras de pimiento asado
  • Una cucharadita de aceite de oliva virgen

Ingredientes para la ensalada


  • Un puñado de brotes tiernos
  • Aceite de oliva
  • Vinagre de Módena
  • Sal



Elaboración de los espárragos

  • Escurrimos muy bien los espárragos, los secamos perfectamente con papel de cocina  y los reservamos.


  • Picamos el salmón en trocitos pequeños y reservamos.
  • Cortamos los langostinos, cebolletas, pepinillos, aceitunas, pimiento y huevo cocido muy pequeñitos. Añadimos dos cucharadas de mayonesa y mezclamos todo. Reservamos.





Elaboración de la ensalada

  • Cortamos los brotes en trozos pequeños y los aliñamos con sal, vinagre y aceite (en este orden) a gusto de cada uno.

Montaje del plato
  • Colocamos tiras de ensalada, ponemos encima los espárragos, los cortamos longitudinalmente sin llegar al final y los secamos de nuevo.



  • Distribuimos montoncitos de salmón encima.



  • Entre el salmón disponemos la mezcla hecha con los langostinos y demás ingredientes, echamos unas gotitas de aceite sobre el salmón, ponemos un poquito de mayonesa en el plato y servimos.





lunes, 14 de octubre de 2019

Tarta de zanahorias y nueces de macadamia


La receta de la tarta me la facilitó mi amiga Sandra y está deliciosa.


Ingredientes tarta

  • Dos tazas de harina
  • Un sobre de levadura Royal
  • ½ cucharada de canela
  • ½ cucharada de jengibre
  • Un pellizco de sal
  • Dos huevos
  • ½ taza de azúcar blanca
  • ½ taza de azúcar moreno
  • Una cucharadita de extracto de vainilla
  • ¾ de taza de aceite de girasol
  • 4 zanahorias grandes
  • 100 gramos de nueces de macadamia

Ingredientes cobertura

  • Dos tarrinas de queso Philadelphia
  • 250 gramos de azúcar glas
  • 120 gramos de mantequilla  
  • El zumo de medio limón



Elaboración de la tarta

  • Precalentamos el horno a 180º.
  • Engrasamos y enharinamos un molde desmontable de 26 centímetros de diámetro. Reservamos.
  • Trituramos las zanahorias y las nueces. Reservamos.










  • Ponemos en un bol la harina tamizada, la levadura, la canela, el jengibre y la sal. Mezclamos todo y reservamos.



  • En otro recipiente colocamos los huevos, los azúcares, el aceite y la vainilla. Batimos e incorporamos las zanahorias y las nueces. Unimos todo bien.



  • Agregamos el contenido del bol e integramos perfectamente todos los ingredientes.



  • Vertemos la mezcla en el molde preparado y lo horneamos durante 50 minutos.




Elaboración de la cobertura

Juntamos todos los ingredientes de la cobertura y los batimos.




Montaje de la tarta

  • Una vez frío el bizcocho lo desmoldamos, lo abrimos por la mitad y colocamos en una bandeja la primera capa del mismo. 



  • La cubrimos con una parte del relleno y tapamos con la segunda capa. 


  • Con el relleno restante cubrimos toda la tarta y la adornamos.
 

miércoles, 13 de febrero de 2019

Cabello de ángel



Esta receta me la facilitó mi prima Cristina, que a su vez la aprendió de su madre, mi tía Victoria, una cocinera extraordinaria.


Ingrediente

  • Una calabaza de cidra
  • Azúcar     
  • Un palito de canela en rama
  • Cáscara de limón



Elaboración


  • Lavamos muy bien la calabaza.
  • La cortamos en trozos grandes.



  • La colocamos en la olla a presión con un poco de agua fría y la cocemos hasta que la pulpa se desprende fácilmente de la cáscara (quince minutos aproximadamente). La dejamos templar un poquito. Reservamos parte del agua de la cocción.


  • Quitamos las semillas y con ayuda de un tenedor, separamos los hilos de la calabaza y los colocamos en un recipiente cubiertos de agua fría durante doce horas.










  • Los sacamos y escurrimos durante dos horas.




  • Pesamos la pulpa y la ponemos en una cazuela con la misma cantidad de azúcar, un palito de canela, la cáscara de un limón y un vaso del líquido de cocer la calabaza.



  • Lo cocemos todo, dando vueltas con una cuchara, hasta que comience a tomar color. Lo separamos del fuego y lo dejamos enfriar hasta el día siguiente.


  • Lo hervimos nuevamente durante diez minutos y lo enfriamos. Hacemos lo mismo, dos o tres días más, hasta que el dulce adquiere color dorado.
  • Para conservarlo, lo dividimos en porciones de 250 gramos, lo introducimos en bolsitas de plástico y lo congelamos.





miércoles, 6 de febrero de 2019

Verdinas con langostinos



Su color verde, tamaño pequeño, piel muy fina y sabor agradable, hacen de las verdinas un plato exquisito de la gastronomía asturiana. 


Ingredientes

  • Un kg de fabes verdinas
  • 750 g de langostinos
  • Una cebolla
  • Un pimiento rojo pequeño
  • Tres dientes de ajo
  • Un chorrito de coñac
  • Una rama de perejil
  • Un sobre de azafrán en rama
  • Una hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal












Elaboración

  • Ponemos las verdinas a remojo, en agua fría abundante, durante doce horas aproximadamente.



             
  • En una cazuela colocamos las fabas, las cubrimos de agua fría, incorporamos una hoja de laurel y las ponemos a fuego fuerte, para que hiervan. Las espumamos y seguimos cociéndolas a fuego lento, con la cazuela tapada, procurando que siempre estén cubiertas de caldo.


  • Pelamos los langostinos y reservamos.


  • En una cazuela, con un poquito de aceite, rehogamos las cabezas y las pieles de los langostinos, aplastamos todo bien, añadimos un poco de agua y cocemos durante unos minutos. Colamos y reservamos el caldo resultante.












  • Picamos la cebolla, el pimiento, los ajos y el perejil.


  • En una sartén, con el fondo cubierto de aceite, echamos los ajos, los sofreímos un poquito y añadimos la cebolla y el pimiento. Rehogamos todo junto y lo dejamos hacerse hasta que la cebolla está transparente y el pimiento blandito.











  • Añadimos un chorrito de coñac, el caldo reservado y cocemos todo junto unos minutos.


  • Cuando las verdinas estén con poca agua, añadimos la preparación anterior, después de triturarla con un pasapurés. Si es mucha cantidad, reservamos parte del caldo para incorporarlo, si es necesario, poco a poco, a lo largo de la cocción. Añadimos el azafrán, un poquito de perejil picado y sal.




















  • Cuando las fabas están blanditas las rectificamos de sal.
  • En una sartén, con un chorrito de aceite, colocamos los langostinos reservados y los freímos por los dos lados unos segundos.


  • Los colocamos encima de las verdinas, tapamos la cazuela y cocemos todo junto tres o cuatro minutos. Dejamos reposar un poquito y servimos.