miércoles, 13 de febrero de 2019

Cabello de ángel



Esta receta me la facilitó mi prima Cristina, que a su vez la aprendió de su madre, mi tía Victoria, una cocinera extraordinaria.


Ingrediente

  • Una calabaza de cidra
  • Azúcar     
  • Un palito de canela en rama
  • Cáscara de limón



Elaboración


  • Lavamos muy bien la calabaza.
  • La cortamos en trozos grandes.



  • La colocamos en la olla a presión con un poco de agua fría y la cocemos hasta que la pulpa se desprende fácilmente de la cáscara (quince minutos aproximadamente). La dejamos templar un poquito. Reservamos parte del agua de la cocción.


  • Quitamos las semillas y con ayuda de un tenedor, separamos los hilos de la calabaza y los colocamos en un recipiente cubiertos de agua fría durante doce horas.










  • Los sacamos y escurrimos durante dos horas.




  • Pesamos la pulpa y la ponemos en una cazuela con la misma cantidad de azúcar, un palito de canela, la cáscara de un limón y un vaso del líquido de cocer la calabaza.



  • Lo cocemos todo, dando vueltas con una cuchara, hasta que comience a tomar color. Lo separamos del fuego y lo dejamos enfriar hasta el día siguiente.


  • Lo hervimos nuevamente durante diez minutos y lo enfriamos. Hacemos lo mismo, dos o tres días más, hasta que el dulce adquiere color dorado.
  • Para conservarlo, lo dividimos en porciones de 250 gramos, lo introducimos en bolsitas de plástico y lo congelamos.





miércoles, 6 de febrero de 2019

Verdinas con langostinos



Su color verde, tamaño pequeño, piel muy fina y sabor agradable, hacen de las verdinas un plato exquisito de la gastronomía asturiana. 


Ingredientes

  • Un kg de fabes verdinas
  • 750 g de langostinos
  • Una cebolla
  • Un pimiento rojo pequeño
  • Tres dientes de ajo
  • Un chorrito de coñac
  • Una rama de perejil
  • Un sobre de azafrán en rama
  • Una hoja de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal












Elaboración

  • Ponemos las verdinas a remojo, en agua fría abundante, durante doce horas aproximadamente.



             
  • En una cazuela colocamos las fabas, las cubrimos de agua fría, incorporamos una hoja de laurel y las ponemos a fuego fuerte, para que hiervan. Las espumamos y seguimos cociéndolas a fuego lento, con la cazuela tapada, procurando que siempre estén cubiertas de caldo.


  • Pelamos los langostinos y reservamos.


  • En una cazuela, con un poquito de aceite, rehogamos las cabezas y las pieles de los langostinos, aplastamos todo bien, añadimos un poco de agua y cocemos durante unos minutos. Colamos y reservamos el caldo resultante.












  • Picamos la cebolla, el pimiento, los ajos y el perejil.


  • En una sartén, con el fondo cubierto de aceite, echamos los ajos, los sofreímos un poquito y añadimos la cebolla y el pimiento. Rehogamos todo junto y lo dejamos hacerse hasta que la cebolla está transparente y el pimiento blandito.











  • Añadimos un chorrito de coñac, el caldo reservado y cocemos todo junto unos minutos.


  • Cuando las verdinas estén con poca agua, añadimos la preparación anterior, después de triturarla con un pasapurés. Si es mucha cantidad, reservamos parte del caldo para incorporarlo, si es necesario, poco a poco, a lo largo de la cocción. Añadimos el azafrán, un poquito de perejil picado y sal.




















  • Cuando las fabas están blanditas las rectificamos de sal.
  • En una sartén, con un chorrito de aceite, colocamos los langostinos reservados y los freímos por los dos lados unos segundos.


  • Los colocamos encima de las verdinas, tapamos la cazuela y cocemos todo junto tres o cuatro minutos. Dejamos reposar un poquito y servimos.










jueves, 21 de diciembre de 2017

Pavo relleno con guarnición de frutos de otoño


La receta me la proporcionó una amiga de mi madre y la hice para mi familia en las navidades pasadas. El éxito fue rotundo y, aunque es algo laboriosa, os animo a elaborarla.

Ingredientes

  • Un pavo deshuesado de unos cuatro kilos (nos lo deshuesan en la carnicería).
  • Tres chorizos criollos
  • Dos manzanas Golden
  • Dos huevos
  • 50 gramos de piñones
  • 100 gramos de orejones
  • 100 gramos de ciruelas pasas sin hueso
  • 100 gramos de pasas de  Corinto
  • Una cebolla mediana
  • 100 gramos de beicon
  • 100 gramos de miga de pan
  • Un vasito de leche
  • Una copa de coñac
  • Tres cucharadas de manteca de cerdo
  • Un vasito de vino blanco (puse Diamante)
  • Tres dientes de ajo
  • Una rama de perejil
  • Aceite
  • Sal
  • Caldo (elaborado con los ingredientes que figuran a continuación).

Ingredientes para el caldo

  • 200 gramos de carne de ternera
  • Un muslo de gallina
  • Los huesos eliminados del pavo
  • Una zanahoria
  • ½ cebolla
  • ½ ajo puerro
  • Un poquito de azafrán
  • Sal


Ingredientes para la guarnición

  • Un litro de zumo de manzana de calidad
  • Un chorrito de vino dulce
  • 150 gramos de ciruelas pasas sin hueso
  • 200 gramos de orejones
  • 200 gramos de higos pasos
  • 150 gramos de uvas pasas
  • 150 gramos de nueces peladas
  • 50 gramos de piñones
  • Un palo de canela
  • La cáscara de un limón
  • Dos cucharadas de azúcar moreno


Elaboración de la guarnición

  • En una cazuela ponemos el zumo de manzana, el vino, la canela y el azúcar.







  • Agregamos todos los frutos y los maceramos durante una hora.



  • Acercamos la preparación al fuego y la cocemos hasta que el zumo reduce y los frutos están blanditos, sin romperse.




Elaboración del pavo

Dos días antes de cocinarlo
  • Con un soplete de cocina quitamos los restos de las plumas del pavo, lo lavamos muy bien por dentro y por fuera y lo secamos.
  • Con una aguja y bramante cosemos la parte de la cabeza del pavo y lo reservamos.

                              



  • Picamos la cebolla muy menuda y en una sartén con un poquito de aceite la pochamos. Cuando está transparente la escurrimos y reservamos.
















  • Cocemos los huevos y los cortamos en trocitos pequeños. Reservamos.
  • Quitamos la tripa de los chorizos, los desmenuzamos Y reservamos.
  • Pelamos las manzanas, las cortamos en cuadraditos y reservamos.
  • En una sartén tostamos ligeramente los piñones y los reservamos también.
  • Cubrimos los orejones, pasas y ciruelas con el coñac y las dejamos macerar durante una hora.
  • Remojamos la miga de pan en la leche, la escurrimos bien y reservamos.
  • Cortamos el beicon en trocitos pequeños y reservamos también.
  • Mezclamos todos los ingredientes reservados (cebolla, huevos, chorizos, manzanas, piñones, orejones, pasas y ciruelas escurridas, la miga de pan y el beicon).
             

  • En un mortero machacamos los tres dientes de ajo, el perejil y un poquito de sal. Con ello sazonamos la mezcla anterior y con todo rellenamos los muslos del pavo y el resto del mismo por su parte inferior. Cosemos.
                                                                 



























  • Lo atamos apretándolo un poquito.




  • Utilizando una jeringuilla, inyectamos el pavo con el vino.
             


  • Lo dejamos reposar en la nevera durante dos días.
  • Pasado el tiempo, salamos el pavo por fuera, lo untamos  con la manteca de cerdo, bañamos con el caldo y lo introducimos en el horno, precalentado a 200º, durante media hora.
            












    










  • Bajamos la temperatura a 180º y lo dejamos el tiempo necesario hasta que está tierno y doradito (aproximadamente 45 minutos por cada Kg de pavo). Lo regamos  con el caldo de vez en cuando.
                    



  • Lo sacamos del horno, lo trinchamos y servimos con su salsa  y la guarnición de frutos de otoño.